Tandem

La marca registrada TANDEM®

A primera vista puede sorprender que una fundación no lucrativa utilice una marca registrada. Hay tres razones para ello:

1.
Cuando se desarrolló la intermediación de las parejas tándem, la idea no era ganar dinero sino establecer el máximo número de contactos directos entre personas del mayor número posible de países. Con el tiempo, se crearon escuelas que combinan la intermediación con cursos, para financiar sus actividades. Pero aún hoy en día la pareja tándem deber ser accesible y pagable para cualquiera. Por esta razón, las tarifas de intermediación son muy limitadas y la licencia para el uso de la marca registrada se asigna preferentemente a asociaciones sin ánimo de lucro y cooperativas. Cuando se trata de pequeños o medianos negocios o de negocios familiares, se gestionan en cualquier caso por profesores/as.

2.
El intercambio cultural no puede funcionar sin la cooperación internacional. Todo aquel que entra como miembro en la Fundación Tándem, se compromete a cooperar con los otros miembros de una manera democrática. 

3.
Como el 'tándem' o 'intercambio' se ha puesto de moda, hoy en día se necesita una seguridad de que hay estándares comunes, formación básica y desarrollo científico. En este sentido la marca registrada está  llegando a ser más y más una garantía de calidad para l@s estudiantes de idiomas.


La marca registrada no afecta la libertad de investigación y de enseñanza, pues no se utiliza actualmente cuando se trata de instituciones públicas sin fines de lucro.

En el pasado, sin embargo, se ha aplicado ya varias veces con éxito para la protección de los puestos de trabajo y del estándar de calidad de la red Tandem®. Los infractores han sido en gran parte empresas comerciales que han tenido que hacer frente a costes legales y a indemnizaciones por los daños causados al prestigio y a la marca registrada de Tandem.

[ Comienzo ]

Inicio